3 Aspectos Que Debes Cultivar En Tu Empresa Para Salir de la Crisis por Covid-19

Te preguntaras que quizá tenga una varita mágica. Pues no la tengo. Tampoco pretendo con este artículo ser un gurú de como salir de esta crisis. Por que la verdad, nunca había pasado una pandemia de este tipo. Pero si que tengo clara una cosa. Debemos cultivar aspectos que quizá hasta ahora estaban olvidados o que probablemente se utilizaban poco y que quizá con poner foco en ellos podemos convertir esta pandemia en una oportunidad.




Esta semana durante un encuentro online de empresarios en Sevilla he visto una presentación hecha por mi amigo Sergio Dorantes de DB Consultoría (www.dbconsultoria.es) en que ofrecía una pequeña ponencia de 5 minutos bajo el título de Habilidades Directivas: Estrategias para Reinventar tu Empresa. Tema muy interesante por el clima de crisis actual.

En su ponencia, Sergio habló de estrategias y observaciones que todo empresario debería tener en cuenta para poder salir lo mejor parado de esta situación. El se centro, como buen consultor, a lo que serían estrategias empresariales, procedimientos operativos, gestión, etc.

Su ponencia me ha dado pie a escribir este artículo. Yo en este caso me centraré en los comportamientos y hábitos necesarios para desarrollar estas estrategias que necesitas para salir lo menos perjudicado posible de esta crisis social y económica.

Entre ellas, hay 3 que me gustaría explicaros y que seguramente dió en el clavo.

1 – Si Quieres Sobrevivir, Adáptate Al Cambio:

Si miras un poco la evolución de las especies, siempre nos han dicho que las que ha podido sobrevivir mejor, han sido las que se han adaptado a los acontecimientos y a su entorno.

También, puedo añadir que sabemos que las empresas viven en un entorno VUCA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad), pero que esto en la teoría está muy bien, pero si tu CEO o Manager no se lo cree, ni tampoco tiene las herramientas para poder enfrentarse a estos cambios, creo sinceramente que la empresa lo puede tener crudo.

¿Cuántas veces has visto en plena crisis a un CEO o Manager intermedio de una organización hablando que esperan que todo vuelva a la normalidad? El liderazgo no se trata de estudiar y que alguien te explique lo que debes hacer.


Los cambios no le gustan a nadie o a muy pocos. Y muy pocos están dispuestos a cambiar antiguos paradigmas de su propia manera de ser o de comportarse para entender que el mundo gira más rápido que ellos y que, además lo que hoy estaba bien, mañana puede quedarse obsoleto. Para esto debes tener una mente muy abierta, sacarte perjuicios de encima y sobretodo observar, analizar y escuchar a los que te rodean.


Los resultados de mañana serán las decisiones de hoy, por tanto, abre tu mente, ayúdate de una persona externa que te acompañe en este proceso de adaptación al nuevo entorno.



2- Contactos De Seguridad:

¿Contactos de seguridad? Si, pues eso. Contactos. Tenemos varios tipos de contactos de seguridad. Entre ellos, los familiares. Si se presenta un episodio de crisis en la familia, siempre puedes tirar de padres, hermanos, cuñados que te pueda echar una mano. Con los amigos íntimos puede pasar algo parecido.


Y en la empresa pasa exactamente lo mismo. Son esos contactos que tienes en tu móvil, en tu agenda. Si a esos contactos les explicas lo que te pasa o que necesitas para tu negocio, quizá puedan ayudarte en encontrar a ese cliente que precisas. No te puedes imaginar los contactos que puede tener una persona en su agenda de teléfono ni a quien puede llegar a conocer. Pídeles lo que necesitas. La petición más tonta es la que no se pide. Acuérdate.



3- Buscar Colaborar conjuntamente:

Tan fácil y difícil a la vez. Sacarse de encima la idea que cada empresa puede caminar sola y que no precisa de nadie para conseguir sus objetivos. Estamos cada vez más inmersos en la especialización, y tu no estas exento de esto. Buscar la empresa de tú alrededor que tocáis clientes parecidos, con necesidades similares y agruparos en grupos de colaboración con paquetes de servicios enfocados a un mismo cliente. Es la manera más económica de llegar a un cliente que quizá de otra manera sería imposible llegar. Montad pack anticrisis, servicios conjuntos, etc. Usad la imaginación y sobretodo sacarse de encima la idea que os hacéis competencia.


Aunque esto se ha hecho toda la vida, aún hay CEOS y propietarios de empresas que pretenden ir solos en un mercado cada vez más competitivo y arriesgado.


Te Puede Interesar ¿Dónde Buscas Tú Queso?


Pero ¿Esto Es Para Todas Las Empresas?