¿TRABAJAR PARA OTROS? NO, GRACIAS

Trabajar para otro significa a veces, falta de perspectiva, frustración de vacío, falta de motivación, cansancio, estrés. Por este motivo, sientes la necesidad de realizarte profesional y personalmente siendo tú propio jefe.


Convierte tú afición en una herramienta para ganar dinero cómo emprendedor.

Una actividad que te sientes a gusto con ella y decides convertirla en tu sustento económico y trabajar para otros en sus empresas.


Pero, la misma rutina, sus problemas, falta de comunicación con tu jefe, sentirte poco valorado en el trabajo, hace que empiece a fluir en ti, la necesidad de un cambio laboral, de un cambio importante que te va a permitir superar la frustración de vacío que significa estar ligado a una empresa que no entiendes y ni que te entienden.


Supongo que te habrás preguntado alguna vez. Trabajar tanto para estudiar mi carrera, ¿Para esto?


Por tanto, existe la posibilidad de hacer cosas, de trabajar de forma diferente de cómo lo era antes.


Creo personalmente que toda persona debería tener la posibilidad de emprender, independientemente de su educación, status social, situación económica y realizarse como persona y brillar con luz propia.


Los emprendedores y emprendedoras de hoy, abrazáis la bandera del cambio, haciendo la acción de trabajar desde el amor y no el ego. Lo que empezó como un sistema “trabajar para ti” con cierta consideración social, se afianza hoy en día, cómo una opción muy válida para los seguidores que quieren independizarse y conseguir su estabilidad emocional y económica una buena reputación social.


Y ahora, es posible cambiar las cosas para nosotros y abandonar la dependencia laboral para centrarse en tú proyecto laboral y permanecer el mercado de una manera determinada.


En este caso, trabajar para ti necesita técnicas que se transforman en un método vivo, qué aplicado de manera precisa y estudiada, logran que el “trabajar” se convierta en vivir intensamente tú afición o actividad.


¿A quién le gustaría a empezar a realizar el cambio que quiere?

Si tú eres uno de esos elegidos, te invito a seguir leyendo para descubrir, 4 métodos que te ayudarán a descubrir cómo empezar a gestionar tu nuevo negocio.


MÉTODO PRESPECTIVA:

El emprendedor debe cambiar la perspectiva con la que se miran las cosas de su alrededor. Al cambiar su punto de vista o “foco”, le va a permitir desarrollar su nuevo negocio y abrirse a desarrollar una nueva manera de trabajar.


En este caso, cómo empleado de una empresa, tienes una visión a corto, medio plazo. Por tanto, trabajar a corto plazo significa que te centras en tu departamento y en la gente que tienes alrededor de tu puesto de trabajo.


El empresario debería desarrollar la capacidad de no, solo pensar a corto-medio plazo, sino que debe pensar la estrategia de su empresa también a largo plazo.


MÉTODO PLANIFICACIÓN:

Planificación es sinónimo de prevención. Trabajar con planificación es prever todas las dificultades, problemas o hechos que vas a tener en los próximos meses. Entonces, es muy importante que hablemos con personas, que cómo nosotros, se propusieron en su día emprender, y que nos hablen de su experiencia.


De cómo desarrollaron sus estrategias, su táctica de trabajo y por supuesto la planificación que tuvieron. Ver cosas las cosas con perspectiva, no anticiparse, nos va ayudar muchísimo. Te vas a sorprender de lo que vas a aprender.


MÉTODO PLAN DE NEGOCIO:

Utiliza tú imaginación. Desarrollar como va a ser nuestro negocio, a corto, medio y largo plazo desde un principio. Trabajar con este plan veremos la necesidad económica, viabilidad, nicho de mercado al que nos queremos dirigir, tipología de negocio que queremos desarrollar, etc.


Preguntas que te debes hacer. ¿A que personas queremos vender?, ¿A quien queremos vender?, ¿Qué ofrecen nuestros servicios?, ¿Qué competencia tenemos en el mercado?,

¿Qué aspiraciones tenemos?, y sobretodo en los primeros meses trabajar en un plan lo más acertado posible de los gastos que surgirán en la creación en los primeros meses de tu desarrollo como emprendedor.


MÉTODO FOCALIZACIÓN:

Sobretodo estos días focalízate al 100% en tu nueva faceta de emprendedor emergente. El focalizarte en lo que quieres te ayudará a tener clara la idea de cómo lo debes hacer.


Ayúdate de un mentor que te va a guiar de no salirte del guión, él te va aconsejar en cada momento en los momentos de incertidumbre y conseguirás que emprender gire poco a poco hacia donde tú quieres ir y conseguir ser tu propio gestor.


Ahora ¿Hasta qué punto, estos 4 métodos te ayudarán a superar la frustración de vació que significa estar ligado a trabajar por cuenta ajena?


Con tus comentarios ayudaras a otras personas a disfrutar del oficio de vivir la empresa.


Gracias por compartir.

4 views

Ezequiel Marti

Coach┃ Formador ┃Escritor

Tel: +34 690078686

email: info@ezequielmarti.com

www.ezequielmarti.com

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono Twitter
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube