Los 2 Grandes Secretos De Los Empresarios

Updated: May 23

Para Empezar a Generar Una Acción Determinada En Tu Entorno, En Tu Vida, En Realidad; En Lo Que Quieras Hacer, Debes Romper Antiguos Paradigmas, Añadir y Aprender Nuevas Maneras De Hacer Las Cosas.



Con esta premisa, saldrás de tu confortable zona de confort y visionaras una manera diferente de cómo debes actuar a partir de ahora.


No hace falta generar unos grandes cambios, sino que estos, deben ser los suficientemente sutiles y percibidos cómo que, alguna cosa está cambiando en ti y en tu entorno.

Pero, para empezar a gestionar y planificarte, primero debes tener organizadas tus ideas, tus proyectos, tus objetivos. No podrás pedir a los demás lo que tu no sabes ni por donde empezar.


¿Verdad Que Tus Carpetas De Ordenador Están Ordenadas En Perfecto Estado De Revista?

Pues, lo mismo con tus ideas.

No hablo de las ideas que tengas ordenadas en la cabeza, estoy hablando de que estas ideas deben estar perfectamente y lo más detalladas posible y ordenadas en papel, en carpetas, soporte informático, cómo tú quieras, pero de una manera que te permita acceder a ellas de una manera fácil, cómoda y muy rápida.


Una vez las ideas estén anotadas, concisas y detalladas hacia donde quieres caminar, visionaras de una manera más clara el resultado de tu objetivo, por donde debes empezar. Esto va a permitir tener la suficiente energía y fuerza para convertir esa intención que tienes planteada en una acción determinada con un resultado satisfactorio.


No será fácil, hay que hacer esfuerzos importantes, cambiar cosas de ti, salir de tu zona de confort para conseguir lo que necesitas y cómo debes involucrarte para ello y si realmente te lo crees. Además, tener presente que si lo que vas a hacer realmente te llena o lo vas ha hacer porqué es políticamente correcto.


¿Ponerte En funcionamiento, o No?

Es decir, puedes ser “proactivo” o puedes “procrastinar”y para añadir más cosas, ser “reactivos”.


Proactividad o El Arte De Hacer Que Las Cosas Sucedan:



Si pudiésemos describir la proactividad de una manera sencilla, sería “La actitud de un individuo en la que asume pleno control de su conducta frente un hecho de manera activa”.

Resumiendo, es una manera que una persona toma decisiones e iniciativa, ¡No!… algo mejor, toma responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. Estas personas saben en todo momento lo que van a hacer, cómo y cuándo. ¿Conoces a alguien que funciona así?


Este término lo acuño el neurólogo y psiquiatra austriaco Victor Frankl, que sobrevivió a los campos de concentración nazis, en su libro “El Hombre En Busca De Sentido”. Después se hizo famosa esta palabra por el libro “Los Siete Hábitos de las Personas Altamente Efectivas” de Stephen R. Covey. ¿Os suena?


Pero, desengáñate, ser proactivo no significa que vas todo el día de arriba para abajo, vas deprisa en todo lo que haces, eres hiperactivo, quieres hacer muchas cosas a la vez, eres desorganizado, caótico, y siempre vas sacando la lengua en todo lo que haces.

Y si las cosas te salen mal, tienes tendencia a la agresividad y das la culpa a todos, menos a ti. Ser proactivo es algo más, es moverse por tus valores personales cuidadosamente medidos y seleccionados.


Centras tus energías en tu círculo de influencia que es donde eres más productivo y sólo te dedicarás en aquello que realmente puedes hacer y aportar algo.

Un rasgo muy importante de las personas proactivas es que desprenden energía positiva en todo lo que hacen ya sea en el trabajo o vida privada, por lo cual el círculo de influencia se amplia. Estas personas, -y tú debes ser uno de ellos-, sois responsables de lo que os ocurre y a la gente que te rodea.


Tienes una fuerte propuesta de valor y además te responsabilizas para cumplir tus metas y objetivos, además, actúas en consecuencia, ética y moralmente.

Y en el otro lado completamente opuesto están los reactivos.


Reactividad o El Arte De La Actitud Pasiva:

Son esas personas que no se mueven ni que se queme su asiento, son muy pasivos, todo lo que les pasa es culpa de los demás, que el mundo está en su contra y que sufren constantemente de lo que les ocurre. Son esclavos de sus circunstancias, de sus problemas y tienden tendencia a desprender energía negativa en lo que hacen, dicen y piensan.


Procrastinar o el arte de atrasarlo todo:Procrastinar es básicamente el arte de la evasión, que consiste en posponer repetidamente una o diferentes tareas u obligaciones a realizar y que en casos importantes pueden llevar a una persona a refugiarse en actividades ajenas a lo que tenía programado en un origen no llegando nunca a conseguir su objetivo.


Y Ahora Te Toca a Tí Empezar a Tomar Medidas Para Empezar a Ser Proactivo. ¿Por Dónde Empezarás?


Ayuda con tus comentarios a más gente para servirles de guía y recuerda que nos vemos, compartiendo tú éxito cuando tu quieras.

Un saludo.


¿En Qué Te Puedo Ayudar?

M. +34 690078686




Ezequiel Marti

Coach┃ Formador ┃Escritor

Tel: +34 690078686

email: info@ezequielmarti.com

www.ezequielmarti.com

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono Twitter
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube